El frío que hace acá afuera por Camila Mardones

A Tiger In Winter
Dirigida por: Lee Kwang-Kuk
Año: 2017

Te repetiste una y otra vez que no volverías a confundir culpa y amor. O tristeza y amor. O desolación y amor. Te prometiste no ver amor en toda cosa. En las palabras que alguien te robó años atrás y que mantuviste en el velador sólo para sustentar tu carencia. Te repetiste una y otra vez que es el frío. Y el gris de la ciudad. Y las precarias condiciones de trabajo. Te repetiste que fue la llave que no abre la puerta de tu casa, porque ya no es tu casa. Y nadie te avisó. Pero debes acostumbrarte. Porque no debes confundir este abandono con amor. Mira las llaves en tu mano y acepta que cambiaron tu cerradura. Entiende que dormirás solo hoy. Debes dejar de decir abandono al hecho de estar solo. Debes dejar de sentirte abandonado. Deja de repetirte a ti mismo que no tienes donde dormir. Deja de tener lástima de ti mismo. No te autocompadezcas más. Te repetiste que todo el mundo está quebrado. Tú estás roto. El cuerpo se te cae a pedazos por la vía pública y ya no te avergüenzas de agarrar tus trozos y echarlos en la misma bolsa en que llevas el pan. Ya no te avergüenza desayunar los trozos embarrados de ti mismo. Te repetiste que todo el mundo está quebrado. Y que no es amor: es frío, es tristeza, es una ciudad con calles empinadas y pocas horas para recorrer los peñascos. Te repetiste que tú estás mal. Pero no es tan raro: todos están mal durante mucho tiempo. Muchos creen en la magia del pequeño encuentro y en su luz encandilante. Muchos creen en la ceguera de la luz. Aunque sea por un rato. Y muchos vuelven a estar quebrados cuando al final del día preferirías ser cualquier otra persona. Escapar un rato de ti mismo. Te repites una y otra vez que los que están lejos de ti hicieron bien. Hicieron bien en alejarse. Si tú pudieras, también lo harías. Es normal. No te asustes, es normal. Este abandono es normal. Te repetiste una y otra vez que no estás abandonado. No estás abandonado. No, no lo estamos.

Te repetiste una y otra vez: No confundas con amor al tigre que se te aparece en los inviernos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s