Tiempo que pasa por Mario Aguirre

Virus Tropical
Dirigida por Santiago Caicedo,
basada en la novela gráfica homónima, escrita y dibujada por Power Paola

“Dibujar era como subirme un poco el volumen”
Power Paola

Afortunadamente el tiempo pasa: una frase sin artificios, quizás demasiado afirmativa ahora cuando el cinismo es lo que está pegando, una verdad de a puño en los días del vértigo y la supuesta innovación; una sentencia literal, más aún si atraviesa el plano de izquierda a derecha y sobre las ruedas de un camión. Pese a ello este instante de Virus Tropical, esta aseveración sencilla sintetiza para mí, buena parte de las sensaciones que despierta ver esta película.

Pasa el tiempo afortunadamente, sobre todo en América del Sur, sin que el futuro sea hoy promisorio es bueno que el tiempo pase y que hayamos dejado atrás el siglo veinte y su cambalache. Virus tropical narra el periplo de una mujer viajando a través de su vida, atestiguamos el crecimiento de Paola —autora, protagonista y narradora de esta historia— mientras cambiamos de siglo y su familia se estira y contrae como una nebulosa; y aunque las bombas no suenen, ni en los dibujos grite la miseria, allí nos vemos retratados: como si la madre de todos fuera una pitonisa que adivina los símbolos y tiene superpoderes para sostenernos y sacarnos adelante, como si nuestro padre fuera la religión misma, y hubiese preferido dejarnos tranquilos, afortunadamente.

El nacimiento de Paola es una tormenta total, con relámpagos, pasa el tiempo y deja de ser un frijol diminuto en el vientre de su madre, para ser una niña y una adolescente después. Deambula entre mudanzas, aeropuertos y estados de la existencia, pasa el tiempo, el suelo bajo sus pies, pasan las crisis, las grandes preocupaciones, los hitos cruciales o breves de la vida —qué bueno es mirar hacia atrás y ver que superamos los asuntos, aunque parecieran interminables, determinantes, o fundamentales; qué bueno es transitar, cambiar de aires, de atuendos, de músicas, de amigos, o incluso de familia. Qué bueno es que el tiempo pase—.

Imagino a Power Paola como si la viera de cerca, puedo evocarla dibujando, llenando con una línea incesante cada papel, cada pared, cada espacio vacío, cada distancia y silencio, cada paréntesis del tiempo [dibujando y subiendo el volumen de sí misma]. Sin ser fanático del dibujo, ni teniéndolo como virtud, anhelo esa dedicación, esas avenidas de tinta, ese cosmos automático que gotea de las manos. Es alegre que esos garabatos de cuaderno se mudaran a un papel más fuerte, y con el tiempo se hicieran fanzines artesanales que ojos curiosos devoraran, luego revistas, y que después aparecieran en prensa, conformaran una novela gráfica y sean hoy un largometraje animado. Miles y miles y miles de dibujos, para atravesar el tiempo y para vencerlo. Mujer de papel, tinta, mujer dibujo.

Quizás lo mejor de que el tiempo pase en esta película es la música. Al igual que otras decisiones estéticas del filme, el sonido fue diseñado con total calidez y sin pretensiones, casi como un abrazo. En el pequeño equipo que sacó adelante esta película, todos venían de las artes plásticas, no había músicos, así que el sonido hace parte del paisaje, de lo que se ve, sin las ínfulas de la música profesional —aunque hecha con profesionalismo—; por ello las escenas más vibrantes de la película, quizás las más poderosas visualmente, están acompañadas por canciones sencillas, refrescantes y cercanas, que sin buscar reflejar la imagen, salen a bailar con ella: música hecha por dibujantes. El tiempo pasa y los herméticos edificios de las disciplinas se derrumban, y el saber, junto con la posibilidad de creación, son de quienes los desean, no solo de quienes los poseen. Esta posibilidad hizo de Virus Tropical un proyecto modesto, aunque orgánico y coherente, sin pretender ser una superproducción de animación, se le mide al desafío —y al sueño— de hacer un largometraje en dibujo animado en un país donde esa industria no existe; pero el dibujo si, y la música si, la sensibilidad si, y las historias, claro que si.

Virus tropical 2

Qué bueno es que el tiempo pase y en la cabeza de una colombiana, y de un pequeño grupo de cómplices, quepa la idea de hacer una película con dibujos; suena épico, pero el tiempo ha pasado y es posible. Dibujos sin pretensión, que quieren ser dibujos y no se contorsionan para parecer reales; con mucha textura, negro sobre blanco explorados de modo infinito; bien conjugados sobre animaciones en 3d que soportan los fondos realistas de este mundo de ficción. Dibujos con originalidad, textura particular y voz propia; donde resuena la línea punkera de los célebres Beavis and Butthead, y el estilo de dibujo primitivista tan en boga en los años noventa del siglo anterior —véase Paranoid Android, video musical de Radiohead animado por Magnus Carlsson en 1997—. Aunque Paola como protagonista y Virus tropical como producción, sean entrañables, no son precisamente arriesgadas a nivel temático y acuden al lugar seguro de la autobiografía, arado ya por obras canónicas de la novela gráfica: Mauss (Art Spigelman) y Persépolis (Marjane Satrapi), la cantera de la vida propia, aunque contada con cadencia particular y peculiares acentos. Virus Tropical es una feliz obstinación, en resonancia con la imagen de portada de uno de los volúmenes de la novela gráfica, es un candoroso salto al vacío, con una certeza casi transgresora: ‘Todo va a estar bien’.

El tiempo pasa, y atrás queda esa embriaguez nostálgica y mentirosa del ‘todo tiempo pasado fue mejor’. En Colombia, país donde se realizó esta película en 2017, hace pocas décadas se sabía muy poco de cómic: el negocio editorial era incipiente, y lo era aún más la industria gráfica; la historieta era considerada un lenguaje infantil, ‘lacónico y rudimentario’, un género ostensiblemente menor a la palabra escrita y a la gran literatura; así mismo, el cine era un oficio más que precario. Sin embargo, pasó el tiempo afortunadamente, y durante las décadas del cambio de siglo los historietistas y dibujantes realizaron un esfuerzo, silencioso y rebelde, con proyectos que promovieron la historieta en Colombia (las revistas ACME, Robot, Larva, el festival Entre Viñetas, entre otros): catalogaron lo existente y divulgaron el desconocido panorama del cómic de otras latitudes. Pasó el tiempo, y una mujer emprendió el primer proyecto de cómic de largo aliento en estas geografías, primero en el blog argentino HistorietasReales (2008-2011), y luego con la publicación de tres tomos la novela gráfica Virus Tropical (2009-2012) con editoriales locales e independientes, publicación que llegó a un público amplio más allá de la estrecha tribu de conocedores y aficionados al cómic. Pasó el tiempo, y Virus Tropical se hizo película en una muestra de tenacidad, de Paola Gaviria, quien lideró con su trazo el proyecto gráfico y artístico; y de Santiago Caicedo, a quien se le metió en la cabeza que esta película era posible, integró el equipo y la hizo real.

 

Virus tropical3

Afortunadamente el tiempo pasa y esta película mira hacia adelante. Su avance no responde a las fórmulas narrativas de las escuelas de guión, nuestra heroína no enfrenta batallas épicas, ni vence obstáculos imposibles, ni lucha contra lo sobrenatural: crece, simplemente, con la sencillez y el milagro de lo femenino, crece y la trivialidad es rebasada, las dificultades superadas son eslabones dignos en la cadena de una historia y no solo ridiculeces del pasado; la madurez no es más que otro nivel en el videojuego, otra aventura. El filme avanza y la historia no cierra, como si esta película fuera tan solo el comienzo de algo. Que los dibujos continúen Paola, que el volumen siga aumentando; y el tiempo, que avanza en todas direcciones, que se propaga y contrae, y es para cada quien una experiencia particular, siga hacia adelante como un virus contagioso que prolifere; afortunadamente.  

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s